Caribbean Club, cócteles y un viaje en el tiempo en altamar

Caribbean Club Barcelona
Foto: Caribbean Club Barcelona

Como es costumbre, nuestro conocimiento de lugares de Barcelona sigue creciendo gracias a las recomendaciones de amigos, que nos pasan tips de sitios que conocen, como en el caso del Caribbean Club, al que nos llevó una noche pre-primaveral nuestro amigo Charly Arciniegas.

Lo que nos gustó de esta coctelería nada más encontrarla, es esa sensación de que no es un lugar para todos, sino para el que ha sido conducido hasta allí: de alguna manera logra esconderse en plena calle de les Sitges del Raval, a unos pasos del siempre abarrotado y de ambiente pesado La oveja negra. Y al cruzar la puerta de camarote de capitán, literalmente un submundo acuático y etéreo –no sólo por los cócteles–, nos atrapa y no nos deja salir hasta que es hora de cerrar.

El Caribbean Club fue fundado hace unos cuarenta años por Josep Lluís Maruenda, emparentado con la familia Boadas, fundadora de la mítica coctelería Boadas de la calle Tallers, a unos metros de ésta. Pero desde finales de 2012, su nuevo propietario, Juanjo González, se encuentra pilotando la nave con la maestría que le da el haber pasado por la barra del mismo Boadas y estado al frente, entre algunos otros, del Milano o el Negroni.

Pero vamos a lo que nos trae hasta aquí. Aunque en la carta se anuncia como ronería, en el Caribbean se pueden pedir cócteles con otras bases, como vodka, whisky, tequila o mezcal. La carta es extensa, pero ante la duda, lo mejor es hablar con Juanjo y explicarle lo que nos gusta. Al instante capta lo que quieres y te prepara un trago que ni imaginado. Otro puntazo es la simpatía del barman y propietario, a quien en cuanto la clientela le da un respiro, le gusta saltar la barra y sentarse a charlar con ella.

Caribbean Club con Juanjo González al frente
Juanjo González, nuevo propietario del Caribbean Club Barcelona. Foto: Caribbean Club

Una de las cosas que más nos gustaron es que los cócteles no responden al tópico de trago dulce para hacer más pasable el alcohol, sino que no hace concesiones y, dependiendo de los gustos de cada uno, se pueden pedir incluso bien amargos y secos, o picantes y ahumados. En definitiva, es un lugar para dejarse llevar por experiencias distintas y olvidarse de los cócteles casi siempre mal elaborados que se han puesto de moda en la ciudad.

Y para acabar, sólo mencionar que la decoración es un auténtico lujo de objetos antiguos relacionados con la música y la coctelería, y es que se nota que en el Caribbean les encanta la música y la literatura, porque la banda sonora es excelente y en su muro de Facebook siempre encontrarán buen material de lectura relacionando cócteles y letras.

¡Salud!

Caribbean Club
C/de les Sitges, 5. Raval. Metro L1 y L3, Renfe y FGC Catalunya Ver mapa
L a J de 19:00 a 2:00. V y S hasta las 3:00
Domingo cerrado
Cócteles desde 8€

Los Bonvivant hemos seleccionado especialmente esta banda de sonido para el Caribbean Club
(Haz clic en la imagen para reproducirla)

Caribbean Club de mosaico en 8tracks Radio.

Una recopilación de Dj Bonvivant y Mosaico

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Buen sitio y emparentado con otros de buen linaje… habrá que redescubrirlo ….

    1. losbonvivant dice:

      Así es, Robin. Muy recomendable por su “linaje”, como bien dices, y por la honestidad y calidad en lo que ofrecen. Pásate y nos cuentas qué tal. Un abrazo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *