Kata, ¿quien dijo que lo bueno es caro?

Quiche de puerros con jamón serranoEste restaurante es peculiar por varias razones: desde su ubicación, en pleno distrito 22@, hasta su manera de presentar el menú y los platos. Todo muy práctico, muy original y, sobre todo y lo más importante, sabroso y de mucha calidad a precios bajos.

Podríamos decir que es menú, pero también que es buffet. Que es giratorio, pero que no es asiático. Y ya que estamos en eso, que ponen comida española y mediterránea, pero nada de fritanga, sino todo muy sano y pensado para comer de manera balanceada. Valga decir que aunque hay platos con carne (y muy suculentos), 80 por ciento de la carta es vegetariana y además hay especialidades pensadas para celíacos.

El local, muy amplio, colorido y con grandes ventanas que dejan pasar toda la luz al interior, tiene dos bandas giratorias con mesas dispuestas a lado y lado, para que los comensales puedan ver venir lo que les gusta y cazarlo al paso.

Los precios de los platos funcionan por colores: desde 2,50€ (amarillos) y 3,50€ (verdes), entre los cuales hay ensaladas, carne, pescado y postres. Se puede optar también por un menú de 10€ más bebida que incluye todos los platos amarillos y verdes que quieras, muy recomendable para probar un poco de todo.

Nosotros, que somos de buen comer, probamos varios platos, entre los que destacamos las bravas de boniato (sí, como unas bravas, pero con boniato), la quiche de puerros con jamón serrano (en la foto), los exquisitos buñuelos de bacalao y la ensalada de queso de cabra con compota de manzana. También tienen delicias marinas, como unos mejillones a la albahaca o fideuá los jueves.

De postres, probamos la tarta de manzana (muy parecida al apple crumble inglés y muy buena) y la tarta de queso con arándanos.

Los tres socios (Raúl, Xavi y Julio), que trabajan duro en el negocio, como debe ser, nos invitaron a pasar a la cocina y nos explicaron que pueden ofrecer esos precios porque ellos lo hacen todo: desde la masa para las tartas hasta la compota, y están orgullosos de poder ofrecer comida sana y de calidad a precios realmente asequibles. “Se acabó lo de pagar un pastón por comer bien”, sentencia Raúl mientras saca un tarta de manzana del horno.

Pero eso no es todo. Para desayunar ofrecen, con la misma calidad y también en movimiento, cualquier bebida a 1€ (café, té, zumo) y bocadillos a 1€ y 2€. Los Bonvivant hasta nos estamos planteando ir a desayunar al Poble Nou.

Los fines de semana sólo abren si hay grupos con reserva (en ese caso cualquiera puede entrar), con un menú degustación de 20€, bebida incluida.

Para quienes trabajen en la zona, es bueno saber que cada día ponen el menú en su web y que la comida se puede pedir para llevar.

El Kata abrió hace apenas tres meses, pero desde aquí le deseamos años de vida. ¡Más restaurantes así necesita Barcelona!

Kata
C/Pujades, 316. Metro L4 y Tram T4 Selva de Mar. Ver mapa
L-V de 8:00 a 16:00. Fines de semana y festivos según demanda de grupos
Menú 10€ más bebida. Platos a la carta desde 2,50€.

Los Bonvivant recomiendan esta banda de sonido para el Kata
(Haz clic en la imagen para reproducirla)

Kata Mix de Mosaico en 8tracks

Una recopilación de Valeria De Caprio y Mosaico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *