Pesca Salada, la pequeña gran coctelería del Raval

Bienvenidos al lecho marino. Este diminuto bar llamado Pesca Salada, que calculamos no tiene más de 30 metros cuadrados, posee, paradójicamente, tantas cosas para probar y ver que es necesario sentarse con calma y mirar alrededor mientras se disfruta de uno de sus tantos cócteles.

En lo que a principios del siglo pasado era una pescadería y bacaladería (unas fotos en la pared lo comprueban), un par de chicos muy simpáticos han montado este lugar que parece una perla encontrada en una ostra: en plena calle de la Cera, entre coches, gente de todos colores (incluido algún turista perdido) y uno que otro chunguillo del barrio, basta entrar en el Pesca Salada para estar, literalmente, en otro mundo: como en una pecera desde donde podemos mirar a los personajes casi fantásticos que pasan al otro lado del vidrio.

Pero vamos a lo nuestro, que son las comidas y las bebidas. El ‘Pesca’ se especializa en gins y tanto es así que se han visto obligados a poner sus nuevas creaciones basadas en esta bebida en un cartel porque en la carta ya no les caben.

También es un lugar ideal para saciar el hambre, porque tienen unos bocatas de muerte (por la calidad de sus ingredientes y su buen tamaño), aunque nosotros recomendamos el de jamón serrano con queso brie, aguacate y nueces.

A pesar de que se trata de una coctelería en toda regla (hay bebidas con base de ginebra, vodka, ron, tequila, whisky e incluso sin alcohol), se ve que los dueños también son amantes de la buena cerveza, ya que tienen un tirador con una excelente selección de esta bebida: la checa Urquell (la pilsner original) y las alemanas Maisel’s Weisse (cerveza de trigo) y Hoepfner Krausen (lager). Y para los menos atrevidos, están los ahora omnipresentes mojitos y caipirinhas.

Y antes de dejarlos tenemos que intentar hacerles una reseña de la decoración, ya que no se la pueden perder: el suelo es de ‘trencadís’ y nos damos cuenta de que estamos en el fondo del mar porque si miramos un poco hacia arriba de nuestras cabezas, veremos unos cuantos mariscos, y encima de ellos una playa con sombrillas y todo. Las ingeniosísimas lámparas no se quedan atrás, y mucho menos otros detalles como el abridor al estilo vietnamita (un trozo de madera con dos tornillos) o la nevera (original de la pescadería) convertida en servicio sanitario unisex (no se olviden de pasar por el camarote-WC).

Pesca Salada
C/Cera, 32. Raval. Metro L2 Sant Antoni Ver mapa
Cócteles: 4€ (sin alcohol), 5€, 6€ y 6,50€
Bocadillos: 3,50-4,00€
Platos de queso de oveja o fuet + pan con tomate: 4,50-5,00€

Los Bonvivant recomiendan esta banda de sonido para el Pesca Salada
(Haz clic en la imagen para escucharla)

 

Una recopilación de Valeria De Caprio y Mosaico

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Tiene muy buena pinta :D! Os recomiendo este sitio por si no habéis estado. Saludos, genial blog

    http://www.lacervesera.net/

    1. losbonvivant dice:

      Gracias por el comentario Tinquiereserjuez! No conocemos la Cervesera Artesana, así que lo apuntamos en la lista de lugares a visitar/reseñar.
      Un abrazo!

  2. Nerea dice:

    Yo me apunto los dos sitios. Aunque ayer quise tomar cerveza en otro bar y del fresco que hacía me decanté por el vino.

  3. Mesa Verde dice:

    Eh! A mi también me encanta este bar!!! Y también les he hecho una reseña. Echadle un vistazo!
    Ah! Y saludos desde Madrid.
    🙂
    http://unamesaverde.blogspot.com/2011/05/pesca-salada-cocktails-y-bocatas.html

    1. losbonvivant dice:

      ¡Hola Mesa Verde! Veo que curiosamente recomendaste también el mismo bocata que nosotros. Bonito diseño del blog, muy limpio y divertido… ¿algo así como el espejo de Los Bonvivant en los madriles? Bueno, excepto porque nosotros (sobre todo Rafa) somos amantes del embutido. ¡Pequeña diferencia! Un saludo y gracias por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *